Manifiesto de Intenciones

Usted está aquí

Manifiesto de Intenciones

¿Por qué diseño de camisetas, me preguntas?

Mira, desde adolescente siempre me gustó el vestir en camiseta. Siempre me imaginaba personalizándolas y haciéndolas a mi gusto. No quería ser como los demás, quería que mis camisetas fueran únicas, más y mejores que las de los demás, ya sabes cómo se es con esa edad.

Siempre se me dio bien el dibujo y hacía infinidad de bocetos imaginando que eran para camisetas y que por supuesto nunca llegaron a ser nada más que eso, simples dibujos en papel. Por casa de mis padres tienen que andar rodando algunos aún.

Algún que otro transfer con la tecnología de aquellos años me hice… puedes imaginarte el resultado.

Con los años no tenía clara cuál sería mi profesión, pero me seguía volviendo loco aquello de llevar camisetas con diseños propios, así que, tras una charla de algún universitario en el instituto, decidí estudiar Bellas Artes y Diseño, porque lo que tenía claro es que pasaba de ser un abogado o un economista más como todos mis amigos.

Por aquellos años conocí las marcas punteras del diseño de camisetas y las que caían en mis manos, como explicarte….digamos que el tute que les daba era bastante bueno.

Cuando acabé la carrera y por casualidades de esta vida, entré a trabajar en una empresa de diseño y producción de eventos, formándome y convirtiéndome en lo que hoy soy, un profesional del interiorismo. Sin embargo el run run de las camisetas seguía por mi cabeza. En cuanto tenía oportunidad y algún amigo me pedía algún diseño para una camiseta con motivo de algún acto o celebración especial, surgía la excusa perfecta y zas, a disfrutar tocaba.

Así, poco a poco he ido diseñando camisetas para cantidad de gente, pero nunca para mí. Ya ves, aquel que estudió Bellas artes porque quería diseñar sus camisetas, acabó diseñando para todo el mundo menos para él.

¿Y cómo es que ahora te has lanzado?

La crisis en el sector inmobiliario ha afectado, como es normal, a la arquitectura de interior y años tras año, perdía algo más de ilusión en lo que hacía. Siempre he dicho que el corazón es mi motor, pero la ilusión mi gasolina y estaba por debajo de la reserva.

Un día y como muchas veces había hecho anteriormente, para manejarme con un tutorial de cierto programa de diseño, me volví a plantear el ejercicio como si el producto final fuese para la aplicación de una camiseta y sabes, volví a disfrutar y a ilusionarme. Entonces lo vi claro, era el momento de lanzarme, sacar mi marca y diseñar mi línea de camisetas a mi gusto.

Así nace OHCUA, marca que espero llegue a ser la ilusión de muchos con tal intensidad que ahora es la mía.

Imagen de abelardo.castellano

Posted by abelardo.castellano